Depresión en primera persona, el poder de las apariencias

La depresión es un trastorno mental frecuente, que ha afectado a mas de 350 millones de personas en todo el mundo, mas del 20% de la población mundial. Este es el resultado de las consultas hechas a personal medico y puede que las cifras dupliquen la cantidad, teniendo en cuenta que pocas personas denuncian haber padecido algún síndrome de depresión. Esta enfermedad tiene como pilar, la desigualdad de genero y que lleva al suicidio de personas cada año, por lo que es considerada una de las epidemias mas significativas del siglo.

El ser humano ha aprendido a vivir de las cifras y de los datos, por lo que las estadísticas tienen un efecto analgésico, mientras las cifras no sean elevadas no hay de que preocuparse. Con los números a favor, la depresión sigue viva, eso que pasa con tantas enfermedades sucede con la depresión. Por motivos de indiferencia, el ser humano desconoce lo que piensa, lo que siente, y los temores a los que esta sometido una persona deprimida.
www.arquetipoeducativo.blogspot.com

Muchas personas creen que la depresión es un rasgo hereditario, o que es un problema de funcionamiento psicológico, pero hay que entender que la depresión no es una cosa, y se debe entender como una adaptación a las circunstancias de nuestra vida, una adaptación que afecta nuestros comportamientos tanto personales como sociales.

www.arquetipoeducativo.blogspot.com
La ciencia ha avanzado para contrarrestar los efectos de la depresión, sin embargo, solo la mitad de las personas deprimidas acuden a tiempo para recibir atención medica, permitiendo que la depresión avance acabando incluso con su propia vida. El problema es mayor, cuando se tienen imágenes distorsionadas de una enfermedad, esta es la razón por la cual se dificulta generar diagnósticos para ayudar, pues todas las enfermedades tienen estigmas.

El estigma relacionado con esta enfermedad es silencioso y delicado, las personas no suelen hablar de la depresión como enfermedad, sino como un estado de animo, pues relacionan las enfermedades con el dolor físico, olvidando que una enfermedad mental puede ser mas dañina que una enfermedad física. Las enfermedades mentales se han convertido en recursos retóricos, las palabras y las estadísticas suavizan la sociedad mientras que en la primera persona, alguien puede estar muriendo. Lee también: Estrés docente, lo que nadie sabe de los educadores
Fuente: MagnetZataka
Con la tecnología de Blogger.