Interesante

La distancia enorme entre los jóvenes rurales y las universidades

En su gran mayoría, los niños y los jóvenes del campo se convierten en rarezas del sistema educativo superior, pues de maneras impresionantes logran superar los estándares para iniciar una trayectoria que los ayude a salir de la pobreza mediante la educación. Es común que los niños del sector rural entren tarde a la escuela, que interrumpan sus años lectivos, o que abandonen las aulas por querer ayudar a sus padres en las labores del campo, eso a gran diferencia de los niños que estudian en el sector urbano. 

En Colombia, los estudiantes de las zonas rurales deben luchar por mantenerse en la educación incluso en condiciones precarias de infraestructura, sanidad, conectividad, y en ocasiones hasta por un docente que al menos culmine el año lectivo y no que tome las instituciones como trampolín para conseguir espacio en otras instituciones educativas con mejores oportunidades de crecimiento en el escalafón docente, eso sin mencionar que el plan de alimentación escolar y los auxilios de transporte escolar, suelen quedarse estancados en las alcaldías con el fin de engrosar los índices de corrupción.
www.arquetipoeducativo.blogspot.com.co600x300

Ahora bien, después de esas condiciones es común ver jóvenes que a sus 15 años solo se han graduado de básica primaria y que 12 de cada cien estudiantes del sector rural aún se encuentren en condiciones de analfabetismo, reproduciéndose la inequidad y la violación de uno de los derechos fundamentales. Como es bien sabido, solo Chile cuenta con acceso gratuito a la educación superior, Colombia y otros países no cuentan con esa virtud en el sistema de educación universitaria, condicionando a que solo el 44% de estudiantes del sector urbano ingresen a la universidad y del sector rural solo ingrese el 22%, marcando así grandes diferencias territoriales. 
Entonces, no existe una relación o unificación de conceptos, cuando el estado pronuncia su intención de equidad y progreso y al mismo tiempo diga que no hay recursos para ayudar a las universidades publicas ni para la educación integral en las escuelas rurales. 
Esto no se trata de bombardear a los ministerios de la nación para que aflojen presupuesto, existe una relación estrecha entre ignorancia y la falta de oportunidades, no se les puede esconder a las personas la situación tan grave de nuestro sistema educativo, haciéndoles creer que afuera hay una fuerte tormenta con truenos y relámpagos cuando a ciencia cierta, los que estamos en el medio sabemos que se trata de la posible reactivación de la guerra.