Interesante

Señales para identificar alteraciones auditivas en población infantil

Las alteraciones auditivas en población infantil pueden confundirse con sordera leve, sin embargo las condiciones por las cuales, el sistema auditivo comienza a perder capacidad para interpretar sonidos pueden ser diferentes, como el taponamiento de los oídos con elementos de aseo, Copitos, gasas, algodón, etc., hasta la exposición a ruidos contundentes, como maquinarias pesadas, elementos de corte y zonas comerciales del entorno. 

Para estos casos, se recomienda en primera estancia evaluar condiciones y situaciones del entorno, de igual manera se recomienda hacer un seguimiento a los hábitos de higiene, en ocasiones, la contaminación hace que los oídos se llenen de polvo que al juntarse con los fluidos óticos formen grumos que fácilmente impiden que las ondas sonoras lleguen hasta el oído interno. 
www.arquetipoeducativo.blogspot.com.co 600x300

Para los siguientes casos, usted como padre, acudiente o docente, debe tomar precauciones y ayudar a superar estas afecciones sin acudir a la violencia. 

Dificultad para seguir instrucciones. 

Cuando no se puede tener una audición clara, el niño puede confundir ordenes o simplemente no seguirlas, esto se debe a una obstrucción o alteración en el sistema auditivo que hace que el niño se sienta confundido o entorpecido, se recomienda llevarlo a un espacio libre de ruidos y hablarle de distintos ángulos para determinar cuan grave es la alteración. 

Dificultad para adquirir el lenguaje 

Los niños en edad de adquisición del lenguaje son muy sensibles a comparar fonemas y ponerlos en práctica, sin embargo cuando se sufren alteraciones auditivas, el menor puede mostrarse desinteresado o simplemente distante de cualquier proceso de aprendizaje.  

Fallas de pronunciación 

Las alteraciones auditivas generan un retraso en la consecución de procesos de aprendizaje, si se les dificulta aprender a pronunciar silabas ahora imaginen lo difícil que les será hacer unión de silabas o comunicarse, tenga en cuenta que los niños pueden aprender primero a pronunciar silabas antes que caminar. 

Preguntan "¿qué?" con frecuencia 

Para el caso de niños mayores de cuatro años, que ya entienden y pronuncian palabras definidas por conceptos, es muy común que al no tener una audición clara soliciten una reiteración de órdenes, puesto que en primera estancia no escucharon con claridad, es normal que se suba el tono de voz para lograr una comunicación, sin embargo, en ambientes no ruidosos, donde la comunicación se logre sin intermitencias, podría tratarse de una alteración en el sistema auditivo. 

Si usted como lector conoce más pautas para identificar alteraciones, no asociadas con sordera, les agradeceríamos dejarnos sus comentarios, esto con el fin de incluir sus recomendaciones directamente en el desarrollo del post.